El líder del PSOE en Fuerteventura intenta justificar un pago de 100.000€ con una ‘factura’ fechada un 30 de febrero - Premios Tolete
Carrefour se confunde entre papas arrugadas y “papas de arrugas”
11 abril, 2018
Así fue la Gran Gala de los Premios Tolete 2017
16 abril, 2018
Mostrar todo

El líder del PSOE en Fuerteventura intenta justificar un pago de 100.000€ con una ‘factura’ fechada un 30 de febrero

A Blas Acosta, líder del PSOE en Fuerteventura y consejero de Turismo de la isla, parece que se le fue un poco la mano en un pago de 100.000€ durante su gestión al frente de la Concejalía de Urbanismo del municipio de Pájara. Oye, que tampoco es algo nuevo entre políticos, pero, claro, si quería simular que estaba todo en orden, ¿no encontró mejor fecha que un 30 de febrero?

Blas Acosta, líder del PSOE de Fuerteventura, intenta justificar un pago de 100.000€ con una ‘factura’ fechada un 30 de febrero

Para ponerte en contexto, se está realizando en Fuerteventura una investigación a Blas Acosta por este pago de 100.000 euros efectuado por la empresa pública Gesturpa en abril de 2010. El auditor de las cuentas de la compañía destacó que no había dispuesto de la “documentación” que acreditara la justificación de esa transferencia y manifestó en sus informes sobre Gesturpa, empresa propiedad del Ayuntamiento de Pájara, de la Acosta era el encargado, que “existen dudas razonables” sobre su “autenticidad”.

Así, el auditor ha plasmado, en la denuncia que la Fiscalía presentó en el Juzgado en abril de 2015, “la posible existencia de un delito societario”. Antes de la denuncia en el Juzgado, el Ministerio Fiscal le requirió a Acosta documentación sobre la empresa de la que era administrador.

Blas Acosta y el 30 de febrero

Este pasado mes de febrero, Acosta presentó en el Juzgado un escrito de la empresa Transportes Araya Franquiz en el que se “certifica” la existencia de unas supuestas facturas, con las que el investigado sostiene que se acreditaría el desembolso de los 100.000 euros: una del 30 de enero de 2005 por 55.503 euros y otra del “30 de febrero” del mismo año por 44.509,5 euros.

Ese escrito de la empresa de transportes tiene fecha del 31 de julio de 2015, apenas tres meses después de que el Ministerio Fiscal denunciase en el Juzgado presuntas irregularidades en la compañía pública. Más de cinco años después de que se efectuara la transferencia de 100.000 euros y 10 años más tarde de que, según sostiene la citada mercantil, Gesturpa contratase unos “trabajos en la obra de 248 viviendas” promovidas por la sociedad municipal, que habrían consistido en “limpieza” y “desmontes del terreno”.

En su declaración en el Juzgado el pasado 23 de marzo, el auditor Miguel Ángel Ramírez calificó como un “pago no justificado”, del año en que se produjo, la transferencia de 100.000 euros y agregó que por eso lo había destacado en la auditoría de Gesturpa. Añadió que “todas esas salvedades” se las preguntó al administrador de la empresa pública y que “no le contestó”, pero que en “años posteriores” aportó las “facturas” de la citada empresa de transportes. Eso sí, “no tiene comprobación” acerca de que los trabajos efectivamente fuesen contratados y ejecutados en la empresa pública.

Conclusión: Suena a chapuza de las buenas…

¿Será verdadero ese certificado de pago? O ¿será como el máster de Cifuentes? Esto del 30 de febrero nos deja con importantes dudas… ¡Hay que ser Tolete!

CANDIDATURA PROPUESTA POR: Carmen Pulido.

Fuente: eldiario.es

 

Comparte al Tolete